lunes, 25 de mayo de 2009

Rinconete sobre Antonio Benítez Rojo

Rinconete > Literatura
Miércoles, 6 de mayo de 2009
LITERATURA

El Caribe de Antonio Benítez Rojo

Por Luis Rafael

El cubano Antonio Benítez Rojo (La Habana, 1931-Massachusetts, 2005) en los años en que trabajaba en la Casa de las Américas, donde dirigió el Centro de Estudios del Caribe, estrechó su relación con el contexto antillano e inició un camino que encausaría su obra. Narrador, guionista de cine, ensayista, profesor universitario, obtuvo el premio Casas de las Américas en 1969 con su colección de cuentos Tute de reyes y el Premio de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, en 1969, con el libro de relatos El escudo de hojas secas. Antes de su salida definitiva de Cuba, dirigió tres secciones de Casa de las Américas: el Centro de Investigaciones Literarias (1970-1971), el Departamento Editorial (1974-1980) y el Centro de Estudios del Caribe (1979-1980). En aquella etapa, a partir de su relato «Las estatuas sepultadas» (perteneciente a Tute de reyes) escribió el guión de la película Los sobrevivientes, que dirigiríaTomás Gutiérrez Alea; dictó conferencias y editó su obra más conocida, la novela El mar de las lentejas (1979), donde manifiesta la maduración de su narrativa y esboza su tesis de que el Caribe está emparentado pese a la disparidad de lenguas y culturas, con la insularidad y el diálogo de influencias.

Hijos de la colonización europea, los pueblos del Caribe, viven de frente al mar, lo que define sus idiosincrasias, removidas por la historia y en plena reconstrucción. De ahí que para Benítez Rojo las Antillas no sean tierras inconexas sino una misma isla que se repite desde el punto de vista esencial de una identidad común, ontológica e histórica. Religión y folclor, vitalidad y existencia, le parecen indisolublemente unidos, vinculando países tan dispares como Cuba y Jamaica.

Cuando Benítez Rojo llegó a los Estados Unidos en la década de 1980, estaba formado intelectualmente. Ganó una cátedra de literatura latinoamericana en Amherst College (Massachussets), fue profesor visitante en las universidades de Harvard, Emory, Brown, Yale, Pittsburgh y Miami. Mirando al Caribe desde el Norte, continuaría su obra; escribió numerosos ensayos y nuevas ficciones, entre las que destacan el libro de relatos Paso de los vientos (1999) y la novela Mujer en traje de batalla (2001), que demuestran el dominio técnico y la erudición de su prosa.

Más tarde se tradujo al inglés su paradigmática novela El mar de las lentejas, que fue aclamada como uno de los libros más importantes publicados en Estados Unidos durante 1991, según el New York Times Book Review. Para entonces su autor había dado a conocer el ensayo La isla que se repite: el Caribe y la perspectiva posmoderna (1989), así como varias antologías de literatura caribeña, con las cuales reafirma y organiza su tesis de un Caribe interconectado más allá del histórico divorcio entre islas, del aislamiento y de las apariencias y las diferencias. El meta-archipiélago caribeño es caracterizado por Antonio Benítez Rojo desde su ficción y su reflexión, como patria ideal más que real, espacio de valores compartidos en la desemejanza y el deseo, en la añoranza infinita de horizontes.




© Instituto Cervantes. Reservados todos los derechos.


**